¿Qué es una ortodoncia?

La historia clínica y odontológica, el examen clínico, los modelos en yeso de los dientes y las radiografías son algunos de los estudios y procedimientos necesarios para determinar si necesitamos someternos a una ortodoncia. Aunque el tiempo necesario para conseguir el objetivo depende de muchos factores, en general los tratamientos de ortodoncia suelen durar entre 6 y 8 meses, para correcciones leves, y hasta 3 años, para correcciones más graves.

 

Cuando nuestros dientes están en mala posición no encajan bien unos con otros y no mordemos correctamente. Esta mala posición hace que resulte más difícil mantenerlos limpios y corramos más riesgos de que perdamos piezas prematuramente debido a la caries y las enfermedades periodontales.

 

Esta mala posición de los dientes también puede originar una tensión extra en los músculos de la masticación, los llamados trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular (ATM), que finalmente derivan en dolores de cabeza y molestias en cuello, hombros y espalda.

 

¿Quién necesita una ortodoncia?

 

A rasgos generales, necesitan una ortodoncia todos aquellos que presenten maloclusión de los dientes, puesto que esta anomalía puede impedir una masticación adecuada, la correcta limpieza de los dientes con consecuencias negativas para la salud dental, como caries, pérdida de dientes, problemas de encías o desgaste del esmalte o, incluso, generar inseguridad.

 

Las maloclusiones o problemas de mordida pueden heredarse o ser la consecuencia de una enfermedad dental, pérdida temprana de los dientes de leche o los permanentes, un accidente o trastornos médicos, entre otras causas. Por lo tanto, puede darse en los niños, pero también estar presente en los adultos cuando no han sido tratados durante la infancia o por problemas desarrollados a lo largo de los años, como un accidente o la pérdida de una pieza por una infección, por ejemplo.

 

La desalineación de la mordida se clasifica en:

Tipo I: aunque los maxilares están correctamente relacionados, las piezas dentarias están adelantadas con respecto al hueso del que nacen. Puede existir apiñamiento de los dientes o no.

 

Tipo II: el maxilar superior está desplazado hacia delante, con los dientes muy adelantados con respecto a su base ósea.

 

Tipo III: la mandíbula ha superado en crecimiento al maxilar de arriba y provoca una mordida cruzada.

 

Entre los síntomas de una mordida incorrecta están una alineación anormal de los dientes, apariencia anormal de la cara, dificultad o molestia al masticar o morder, problemas en el habla respiración bucal y problemas de articulaciones temporomandibulares (articulaciones que unen la mandíbula con el cráneo). Para diagnosticar quién lo necesita y cómo es el tratamiento de ortodoncia.

 

Problemas y enfermedades que se tratan con ortodoncia

 

Entre las alteraciones que necesitan ortodoncia, cabe destacar:

 

  • Malposición dentaria.
  • Incisivos con mal ángulo.
  • Pérdida prematura de dientes de leche.
  • Sobremordida.
  • Submordida o prognatismo mandibular.
  • Mordida abierta.
  • Dientes rotados.
  • Línea media desplazada.
  • Apiñamiento.
  • Problemas con el habla.
  • Respiración por la boca.
  • Apnea del sueño.
  • Problemas de articulación de la mandíbula.

¿A qué edad es recomendable?

 

Si bien la ortodoncia ya no depende de la edad, es recomendable empezar el tratamiento a edad temprana o lo antes posible después de haber detectado la anomalía.

 

Con todo, actualmente no existe una edad límite para realizar un tratamiento, y las nuevas técnicas permiten alinear los dientes y corregir la mordida en los adultos

 

La ortodoncia no solo tiene un fin estético y funcional, sino también, y sobre todo, el objetivo de mantener una buena salud bucodental y física en general.

 

 

PRODENTAL

Calle Rodolfo Robles 22A-44 zona 3, Quetzaltenango

Teléfonos: 7761.0907 - 7761.5642