Las coronas dentales

 

Una corona es una cofia con forma de diente que reemplaza su diente normal sobre la encía. Usted podría necesitar una corona para soportar un diente débil o hacer que su diente se vea mejor.

 

Descripción

Ponerse una corona dental usualmente toma dos visitas dentales.

 

En la primera visita el dentista:

 

• Adormecerá los dientes contiguos y el área de la encía alrededor del diente en el que se pondrá la corona para que no sienta nada.

 

• Extraerá todas las restauraciones dañadas y antiguas o las caries de los dientes.

 

• Limará sus dientes para prepararlos para una corona.

 

• Rellenará todas las caries.

 

• Tomará una impresión de sus dientes para enviarla  al laboratorio dental donde harán la corona permanente. Algunos dentistas pueden hacer la corona en su consultorio.

 

• Hará y ajustará sus dientes con una corona temporal.

 

En la segunda visita, el dentista:

• Extraerá la corona temporal.

 

• Ajustará su corona permanente.

Su dentista podría tomar una radiografía para asegurarse que la corona ajusta bien.

 

• Pegará con cemento la corona en su lugar.

Por qué se realiza el procedimiento

 

Una corona se puede usar para:

 

• Pegar un puente que llena un espacio creado por los dientes faltantes

 

• Reparar un diente débil y evitar que se rompa

 

• Sostener y cubrir un diente

 

• Reemplazar un diente deforme o un implante dental

 

• Corregir dientes desalineados

Hable con su dentista si necesita una corona.

 

Es posible que necesite una corona porque tiene:

 

• Una caries grande con muy poco del diente natural restante para sostener un relleno

 

• Un diente astillado o roto

 

• Dientes gastados o rajados por rechinar sus dientes

 

• Dientes descoloridos o manchados

 

• Dientes deformes que no coinciden con sus otros dientes

 

Riesgos

Varios problemas pueden ocurrir con una corona:

 

• Su diente bajo la corona aún puede tener caries: para evitar las caries, asegúrese de cepillar sus dientes dos veces al día y usar hilo dental una vez al día.

 

• La corona puede caerse: esto puede suceder si el núcleo del diente que sostiene la corona en su lugar es demasiado débil.

Es posible que requiera un tratamiento de canales para salvar el diente.

O bien, podría tener que extraer el diente y reemplazarlo con un implante dental.

 

• Su corona puede astillarse o rajarse: si rechina los dientes o aprieta la quijada, es posible que necesite usar un guarda bucal para proteger su corona cuando duerme.

 

• El nervio de su diente puede estar muy sensible a la temperatura fría o caliente:

puede ser doloroso.

En este caso, es posible que necesite un tratamiento de canales.

 

Antes del procedimiento

Hay varios tipos de coronas y cada una tiene ventajas y desventajas. Hable con su dentista acerca del tipo de corona que funciona mejor para usted.

Los diferentes tipos de coronas incluyen:

 

Coronas de acero inoxidable:

• Son prefabricadas

 

• Funcionan bien como coronas temporales, especialmente para los niños pequeños.

La corona se cae cuando el niño pierde un diente temporal.

 

Coronas de metal:

• Soportan la masticación y rechinar los dientes

 

• Rara vez se astillan

 

• Duran más

 

• No se ven naturales

 

Coronas de resina:

• Cuestan menos que otras coronas

 

• Se gastan más rápido y podrían tener que reemplazarlas antes que otras coronas

 

• Son más débiles y propensas a rajarse

Coronas de cerámica o porcelana:

 

• Desgastan los dientes opuestos más que las

coronas de metal

 

• Coinciden con el color de los otros dientes

 

• Pueden ser una buena opción si tiene alergia al metal

 

Coronas de porcelana fundida con metal:

• Están hechas de porcelana cubriendo una corona de metal

 

• El metal hace que la corona sea más resistente

 

Después del procedimiento

Mientras tiene la corona temporal en su lugar, es posible que necesite:

 

• Deslizar el hilo dental hacia afuera, en lugar de hacia arriba, lo cual puede sacar la corona del diente.

 

• Evitar alimentos pegajosos, como osos de goma, caramelos, rosquillas, barras nutritivas y goma de mascar.

 

• Intentar masticar del otro lado de la boca.

 

Llame a su dentista si:

 

• Tiene inflamación que empeora

 

• Siente que su mordida no está bien

 

• Se le afloja la corona temporal

 

• Siente que su diente está fuera de lugar

 

Una vez la corona permanente está en su lugar:

 

• Si su diente aún tiene el nervio, es posible que tenga un poco de sensibilidad al calor o frío. Esto debe desaparecer con el tiempo.

 

• Espere que tardará algunos días en acostumbrarse a la corona en su boca.

 

• Cuide de su corona igual que de sus otros dientes.

 

• Si tiene una corona de porcelana, es posible que desee evitar masticar dulces duros o hielo para evitar astillar su corona.

PRODENTAL

Calle Rodolfo Robles 22A-44 zona 3, Quetzaltenango

Teléfonos: 7761.0907 - 7761.5642